Los Santitos y el Pan por Dios 2015

1 de noviembre.

Los Santitos y el Pan por Dios 2015 en San Juan de La Rambla; el Consistorio vuelve a promocionar estas dos antiguas costumbres rambleras, como valor histórico e identificativo del municipio para conmemorar el “Día de Todos los Santos”.

 

Historia de Los Santitos y El Pan por Dios en San Juan de la Rambla.

 

El “Pan por Dios” en la parte alta y “Los Santitos” en la parte baja, se celebraba en San Juan de la Rambla por Finados y la tradición decía que se buscaba la ofrenda para las ánimas benditas de los difuntos.

En la parte alta del municipio, se extendió la costumbre de que el panadero dejara un pequeño pan a sus clientes fieles de todo el año, denominándolo el “Pan por Dios” y que servía como agradecimiento.

Año tras año, desde épocas pretéritas, los niños y no tan niños del municipio, salgan la mañana del Día de Todos los Santos casa por casa a recoger sus santitos, pequeños agasajos que cada vecino tiene preparado desde el día anterior: Antes eran frutas de temporada, frutos secos o alguna perra o real.

Hoy en día, sobre todo dulces y alguna moneda. El Pan por Dios también hoy se conserva, y nació con la costumbre de los panaderos de agradecer en ese día a sus clientes más fieles con un pan adicional conocido como el “Pan por Dios”.
La respuesta de los vecinos siempre era “que te lo acreciente Dios”.

Estas tradiciones, mantenidas a lo largo de los años, antes eran acompañadas con costumbres, ritos y rezos que sí se han ido difuminando con el paso del tiempo, pero que aún hoy nuestros mayores recuerdan, como la visita casa por casa del monaguillo de la Iglesia bendiciendo y dando la paz, las reuniones para recordar a los finados (los difuntos), o cuando se encendían en honor a las almas que habían partido, las pavesas (trocitos de corcho con un pabilo, mechita, portadas en unas rosetas que se introducían en una hondilla o vaso de agua).

Eulalia Toledo, concejala encargada de la gestión de Cultura, destaca así la “importancia que tienen estas tradiciones que desde siempre han formado parte de la vida de los rambleros y que deben ser protegidas frente a la influencia de otras costumbres importadas, que nada tienen que ver con nuestra idiosincrasia”.

Por esa razón, el Consistorio promociona durante esta semana estas costumbres, “…aunque por suerte “Los Santitos” siempre han tenido mucha aceptación en la población más joven del casco y el “Pan por Dios”, a pesar de haberse difuminado, no se ha perdido del todo, queremos poner en valor  y transmitir la importancia de priorizar nuestras costumbres, pues son ellas las únicas que nos definen”, subraya la edil.

“Durante esta semana los centros educativos, la Escuela Infantil y las ludotecas dedicarán jornadas formativas sobre estas tradiciones, pues la mejor forma de proteger y rescatar una costumbre es trabajar desde la base”, concluye Toledo.

Deja un comentario