La Librea de Valle Guerra 2015

10 de octubre.

La Librea de Valle Guerra 2015 estrena “un flamante texto” en su 400 aniversario; por primera vez tres personajes femeninos tendrán diálogo en la representación del ancestral auto vallero. El nuevo texto es obra de Juan Cairos, que es asimismo, artífice del cartel de la librea vallera.

 

La Librea de Valle Guerra 2015 El auto vallero, que se representará este año el próximo 10 de octubre, a las 23:00 horas, ha ido cambiando con el transcurso del tiempo.

Se sabe con certeza que la creación del auto es de origen popular con lo cual no existe texto original.

Entre 1955 y 1960 Alfonso Fernández García, médico del pueblo, recopiló unos antiguos versos de la Librea mediante transmisión oral.

Bajo el epígrafe “Diálogo de la Librea y el Castillo” aparecen los versos que por primera vez encontramos escritos. Tras una década sin celebrarse el auto, en 1982 se representó el texto de Julio Rodríguez de Castro, un escrito basado en la obra recopilada por su padre y el poeta Fernando Adrián, que se representó hasta el año pasado.

Este 2015 se presenta un nuevo texto, avalado por el dramaturgo Antonio Tabares, que la Asociación Cultural Amigos de la Librea de Valle de Guerra aprobó en febrero de este año.

El flamante texto está integrado por cinco actos y trece escenas y cuenta con un total de 1.270 versos. Como principal novedad se incluyen cuatro personajes nuevos (tres de ellos femeninos): María de Mendoza (amante de Juan de Austria), Inés de Castilla, la princesa Éboli, y el capitán Francisco Díaz Pimienta, así como dos nuevos actos.

 

 

Encuentro internacional.

 

La Librea de Valle de Guerra, coincidiendo con la representación del auto vallero, formará parte de un encuentro internacional que se celebrará los días 9, 10 y 11 de octubre en la ciudad griega de Lepanto, en cuyas aguas tuvo lugar hace 444 años la archiconocida batalla que representa el auto de la Librea vallera.

Dos representantes de la Asociación Cultural Amigos de la Librea de Valle de Guerra, Atalía Barbuzano y Luis Balbuena, se desplazarán a Lepanto para firmar, y de esta manera formar parte, de esta red cultural. Asimismo, ha sido invitado el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz.

 

Las cifras del auto vallero.

Cada año se involucran en la Librea unas 250 personas (la gran mayoría nacidos y criados en Valle de Guerra), entre intérpretes, equipo de dirección escénica (llevada a cabo por Burka Teatro desde el 2002), músicos y colaboradores. De los cuales, cerca de 80 se meten en la piel de diversos personajes, siendo 22 los personajes que tienen diálogos.

Este año, al cumplirse la efeméride del cuarto centenario empezaron con antelación a ensayar, de tal manera que los ensayos comenzaron el 4 de mayo con la escena de Cervantes e Inés de Castillo. En julio descansaron y regresaron con renovados bríos a ensayar en agosto y no pararán hasta el ensayo general, el día antes, de la representación, el 10 de octubre, que suele congregar a más de 3.000 personas, en una comarca donde hay empadronados 6.056 habitantes.

 

La batalla de Lepanto en Tenerife.

La batalla de Lepanto tiene presencia en la Librea vallera porque esta es un homenaje a los soldados canarios que intervinieron en la archiconocida conflagración (acaecida en 1571), liderados por el almirante palmero Francisco Díaz Pimienta, así como a la divina intercesión de la Virgen del Rosario. En aquella histórica contienda bregaron la flota naval del Imperio Otomano y la armada de la Liga Santa (España, Estados Pontificios y Venecia).

 

Principales personajes de la Librea de Valle Guerra.

  • Juan de Austria (Gregorio Rodríguez), líder de la liga cristiana integrada por el  Estado Pontificio, Venecia y España.
  • Alí Baja (Imobach Herrera), líder de la escuadra turca.
  • Miguel de Cervantes, narrador (Guillermo López).
  • Felipe II (Juan José Gutiérrez).
  • Papa Pío V (Arnaldo Rodríguez).
  • Inés de Castilla (Ciara Rodríguez).
  • María de Mendoza (Paula Hernández).
  • Princesa Éboli (Devora López).

 

La Batalla de Lepanto.

La Librea de Valle de Guerra refleja fielmente los sucesos de la batalla de Lepanto. El 7 de octubre de 1571, dos armadas potentísimas se enfrentan en un combate naval sin precedentes en el golfo de Lepanto, en la actual Grecia. Por un lado los cristianos de la Santa Liga, con España, Venecia y el estado Pontificio de la Santa Sede de Roma, y por otro, el Imperio Otomano.

La causa fue la invasión de la isla de Chipre (que pertenecía a la Serenísima República de Venecia) por parte de los Turcos del sultán Selim II. Venecia alarmada pidió ayuda al Papa Pío V por encontrarse muy mal de medios de guerra y sóla ante el expansionismo del grandísimo y temido Imperio Otomano.

El Papa, temeroso de una invasión  y de que la cristiandad peligrara, apoyó a Venecia y concertó una reunión para pedir ayuda a España, que en aquellos tiempos era la nación más poderosa del mundo.

Felipe II, hijo del emperador Carlos V y rey de España, al principio se mostró reacio por desconfiar de los venecianos, ya que habían sido un estado interesado y muy poco dado a hacer favores, además de pactar secretamente con el Imperio Otomano por razones comerciales.

Un pacto de paz con los Turcos fue roto por el Sultán Selim II, llamado el borracho, o el ebrio, por su inclinación a los placeres de la bebida y el harén, y  fue poco dado a los asuntos políticos y de guerra.

Finalmente, España, El Papa y el Dux de Venecia crearon la Santa Liga, con la que uniendo sus fuerzas podrían combatir al temido Turco y a su armada de corsarios que atemorizaban las poblaciones costeras del Mediterráneo, entonces llamado Mare Nostrum. Pío V decretó que el general de la armada fuera Don Juan de Austria, hermano del rey de España Felipe II. El almirante de la armada Turca fue Alí Bajá, escogido personalmente por Selim II.

Don Juan, en el momento que pidió a su armada encomendarse a Cristo y la Virgen María, notó que el viento se puso a favor de los cristianos.

Durante la batalla y sobre todo después, se le atribuyó a la Virgen de las Victorias el triunfo de la Santa Liga. Por ser ganada el día del Rosario,  el papa sucesor de Pío V, Gregorio XIII llamó a la virgen de las victorias,  con el nombre de Virgen del Rosario y desde entonces está unida a la batalla de Lepanto y a la armada cristiana, como protectora en las batallas libradas en el mar.

La batalla se libró la mañana del día 7 de octubre de 1571. La cristiandad venció y se puso freno a las ambiciones expansionistas del Imperio Otomano. En esta importante batalla lucharon dos personajes importantes: Miguel de Cervantes y el capitán Francisco Díaz Pimienta.

Francisco Díaz Pimienta fue piloto de uno de los navíos que lucharon en Lepanto, perteneciente a la flota de galeras y naos de Felipe II. Nacido en la isla de la Palma, fue, junto a una milicia canaria, los más destacados combatientes de nuestro archipiélago. Fue Díaz Pimienta quién trajo a Canarias la gesta de tan heroica batalla, concretamente a Barlovento. L

a Librea de Valle de Guerra nace de ésta primera fiesta conmemorativa en honor a la Virgen del Rosario de manos de una mujer de la nobleza Tinerfeña, llamada Inés de Castilla, que junto a su esposo, el capitán García Fernández de Valcárcel, inauguraron en la localidad de Valle de Guerra, una ermita con las advocaciones del Santo y Dulce Nombre de Jesús y la Virgen del Rosario en el año 1615.

Reconocimientos de la Librea de Valle Guerra.

Entre los diversos reconocimientos que ha recibido la Librea destacan el hecho de ser Bien de Interés Cultural (2007), el premio internacional CICOP como Patrimonio Inmaterial Cultural, la insignia del Centro de Iniciativas Turísticas y el galardón del premio Amazig como mejor acto de interés cultural.

La Librea es una seña de identidad cultural, que figura en el ADN del pueblo de Valle de Guerra y que se trasmite de generación en generación.
Web oficial de la Librea de Valle Guerra…

Deja un comentario