La inmersión lingüística y el empadronamiento claves para la integración

La inmersión lingüística y el empadronamiento claves para la integración según declaraciones del embajador británico y los alcaldes de Adeje y Arona.

El embajador británico Simon Manley, de visita en Tenerife durante estos días, mantuvo una jornada de trabajo con los alcaldes de Adeje y Arona, José Miguel Rodríguez Fraga y José Julián Mena, respectivamente, para establecer vías de colaboración para una mayor y mejor integración de la comunidad del Reino Unido en el Sur de Tenerife.

Todos coincidieron en sus argumentaciones a la hora de establecer los dos pilares sobre los que se sustenta la integración de la ciudadanía extranjera y que son el empadronamiento, para garantizar la prestación de servicios, y la inmersión lingüística en ambos sentidos.

A la reunión, que tuvo lugar ayer miércoles 25 de noviembre, asistió también la concejal de Turismo de Adeje, Ermitas Moreira, así como la cónsul británica para Andalucía, Ceuta, Melilla y las Islas Canarias, Charmaine Arbouin, y la Vice Cónsul británica en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Helen Díaz de Arcaya Keating.

Simon Manley explicó durante la rueda de prensa con los medios locales que el encuentro con ambos alcaldes ha sido muy positivo ya que “hemos podido tratar algunos de los retos británicos para la integración. Estoy muy satisfecho por el espíritu colaborativo con el que me he encontrado por parte de los alcaldes, con visión de cooperación y apertura”.

El embajador reconoció que “somos un equipo pequeño y dependemos de las relaciones que tenemos – ya sean con los alcaldes de las ciudades, la policía, los trabajadores del hospital y con los propios ciudadanos británicos que están en las organizaciones”.

Sobre la necesidad de que las personas residentes británicas se integren mejor comentó que “hay dos cosas importantes aquí, como en cualquier otra parte de España -y me dirijo a mis compatriotas británicos- una es el padrón, es el punto de partida para poder asegurar que recibirán los servicios que necesitan. Y el segundo es aprender el idioma “.

Por su parte, el alcalde de Adeje comentó que “el objetivo de este encuentro es encontrar vías de comunicación y de colaboración conjunta con la embajada para mejorar los servicios que prestamos a la comunidad británica, tanto en Adeje como en Arona, donde el peso de residentes empadronados es cuantitativamente my importante. Estamos hablando de 11.000 empadronados, más los que no están empadronados. Es una comunidad importante a la que hay que proveer de servicios. La preocupación primera tanto del embajador como la nuestra son las personas más vulnerables y tenemos que crear circuitos de comunicación”.

José Julián Mena por su parte comentó que “hoy hemos hablado de un apoyo de forma decidida a ese plan de convivencia que no puede entenderse sólo en un municipio.Ese plan de convivencia entre administraciones es una prueba palpable de que estamos trabajando en esa dirección. El compromiso de hacer la administración más bilingüe quiere decir entender más al conjunto de los ciudadanos y ser más sensible a sus necesidades. Nuestro ayuntamiento va a articular todas las medidas que podamos hacer de forma conjunta porque creo que los pasos son muy positivos. En esta primera jornada, hemos hablado de nuestro residente pero también en el plano turístico. Arona no entiende de fronteras sino de la importancia de lo que suponen nuestros visitantes y nuestros empadronados que ya forman parte de nuestra comunidad”.

Rodríguez Fraga también hizo hincapié en el aspecto idiomático, “el primer impacto tiene que venir de la mano de la inmersión lingüística, tenemos que conseguir el bilingüismo como un valor de comunicación dentro de nuestra comunidad. En ese planteamiento estamos y vamos a seguir profundizando. En la doble dirección, es decir que los extranjeros que viven aquí hagan un esfuerzo y aprendan español y que los españoles aprendan cada vez más inglés. En este sentido, desde el ayuntamiento de Adeje hemos realizado durante muchos años acciones de impacto para que estas personas pudieran aprender la lengua básica en poco tiempo de forma que la integración fuera más fácil”.

Por último, el alcalde de Adeje explicó que “hay una parte del camino recorrido y es que en nuestra población residente no hay ningún tipo de rechazo a otras comunidades y eso posibilita mucho la posibilidad de trabajo conjunto y de integración.En Adeje, estamos desarrollando un plan de convivencia con las 120 nacionalidades que residen en el municipio y con todas las posibilidades culturales que ello aporta, y apostamos en la creación de una sociedad multicultural, queremos hacer de esta parte de la isla una metáfora de lo que es el mundo global, multicultural, que debe basarse en el respeto y la tolerancia que son los mejores valores de nuestra civilización”.

Deja un comentario