Isleños en La Luisiana

Isleños en La Luisiana, la muestra itinerante en Icod de los Vinos, en las dependencias del espacio cultural del Exconvento de San Francisco.

Hasta el día 30 de septiembre.

En horario de mañana y de tarde.

La exposición ha sido organizada por la Asociación Cultural TuSantaCruz, Isleños North American Heritage y el Centro de Historia y Cultura Militar de Canarias, como parte integrante del ciclo “Contribución española a la Independencia de EEUU: LOS CANARIOS EN LUISIANA”, y una parte de ella ha sido patrocinada por el Cabildo insular de Tenerife.

Tiene un carácter itinerante y desde el año pasado recorre el archipiélago, tarea que continuará hasta 2017, como parte del programa de actividades que está realizando el Ejército de Tierra para homenajear a Bernardo de Gálvez.

 

La historia del coraje de los canarios.

 

La exposición muestra la historia de aquellos héroes del S XVIII, – en base a paneles explicativos acompañados de mapas, fotos y videos de la zona, -que traslada el cómo los descendientes de los canarios en Luisiana, los llamados isleños, celebran sus costumbres y tradiciones de raíces canarias en una suerte de sincretismo con las otras comunidades establecidas en el territorio.

Principalmente se busca mostrar la contextualización histórica sobre el devenir de la comunidad canaria en ese territorio Norteamericano, resaltando el día a día de estos isleños una vez recuperados del Huracán Katrina que devastó en 2003 Nueva Orleans y gran parte de otras poblaciones de Luisiana.

Papel destacado tiene la figura de Bernardo Galvéz, el capitán del Regimiento de Guarnición encargado de llevar a Luisiana en 1777 a más de 2.000 canarios -en su mayoría tinerfeños- para poblar esta zona y que puede que no sea muy conocido en las Islas, donde vivió unos 12 años antes de zarpar hacia el Nuevo Mundo, pero los descendientes de canarios en el estado americano no lo pueden tener más presente.

La ciudad de San Bernardo -también conocida como la Isla de La Croix-, en honor al militar, es, de hecho, uno de los asentamientos de isleños más importante.

De este héroe olvidado, que paso su juventud en Tenerife y posteriormente, después de la victoria en Pensacola, fue nombrado Socio de Honor de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, sucediendo a su padre como Virrey de Nueva España, hay que destacar que recientemente se le ha nombrado “ciudadano honorario de EEUU” (distinción que solo tienen 7 personajes no americanos), y que se ha colocado un cuadro suyo en el Capitolio del Congreso.

Su padre, Matías de Gálvez, que reclutó a los canarios que fueron a Luisiana, estuvo en Tenerife más de 20 años, ocupando los más altos cargos antes de irse para América, donde fue Capitán General de Guatemala y falleció siendo Virrey de Nueva España en 1784, después de haber expulsado a los ingleses de todo Centroamérica y del Caribe.

Ambos héroes, bastante desconocidos para los ciudadanos de a pie, jugaron un papel determinante en la historia, y en esta exposición se reconoce su andar de leyenda.

Deja un comentario