II Atardecer sonoro en Garachico

4 de septiembre.

Atardecer sonoro en Garachico llega a su segunda edición, música jazz de alta calidad con magistrales interpretaciones en los ocasos de la Villa, en el incomparable marco de la azotea del Castillo de San Miguel que acogerá la actividad coordinada por el músico Juan Carlos León ‘Mosco’.
La primera de las sesiones será el 4 de septiembre, a partir de las 19.30 horas, en las cuales se podrá disfrutar de un atardecer diferente, con banda sonora.

El propio ‘Mosco’ al saxofón junto a Dimas Machado a la batería, Nico Martín a la guitarra y Felu Morales al bajo serán los primeros en iniciar la segunda edición de esta actividad que comienza a consolidarse. En esta ocasión, la voz invitada será la garachiquense Mar Gutiérrez.

Tras esta primera sesión, casi todos los viernes de septiembre contarán con música en la azotea del castillo de San Miguel. ‘Mosco’ se ha encargado de coordinar la actividad. Así, explica que cada viernes “nos encontraremos con dos partes. En la primera de ellas disfrutaremos del grupo y en la segunda se desarrollará la jam session con una voz invitada”.

‘Atardecer sonoro’ pretende fomentar en el municipio este género y que los músicos garachiquenses también se sumerjan en él “estando invitados a iniciarse y a tener la oportunidad de disfrutar de este tipo de música mediante este encuentro”, cuenta el músico icodense.

Por otro lado, a los cantantes se les ofrece la oportunidad de cantar con una banda en directo “algo que ilusiona y que durante la semana previa a la jam session trabajamos”. De este modo, los instrumentistas, ya formados previamente en el género, tienen en su haber musical en “abc del género, facilitando a la voz invitada la interpretación de alguna de las piezas más conocidas de este género”.

Además del aspecto musical, ‘Atardecer sonoro’ ofrece al espectador el disfrute de uno de los atardeceres más especiales de Tenerife, el del noroeste. La música y el ocaso se unen a uno de los inmuebles patrimoniales más emblemáticos del municipio: el castillo de San Miguel. La suma de todos estos factores harán de los viernes unos atardeceres únicos en la villa.

Deja un comentario