Ganadores del X Festival de Cine Documental de Guía de Isora

7 de noviembre.

Ganadores del X Festival de Cine Documental de Guía de Isora 2015 “Miradas DOC”: la película ‘Muerte en Arizona’ ha resultado premiada como Mejor Documental de esta edición. 

El palmarés incluye ‘Tchindas’, mejor documental español; ‘Marina’, mejor documental canario; ‘Naufragio’, mejor corto; y ‘Arroz cantonés’, mejor ópera prima.

El premio especial del público recae en ‘Bailo con Dios’ y el premio Canal+ es para ‘En otra casa’.

La película Muerte en Arizona, del mexicano Tin Dirdamal, ha obtenido el premio internacional al Mejor Largometraje Documental en MiradasDoc. El galardón se dio a conocer esta noche durante la clausura de la décima edición del Festival Internacional de Cine Documental de Guía de Isora, en el auditorio de este municipio de Tenerife (Islas Canarias).

También resultó premiada la película española Tchindas, de Pablo García y Marc Serena, que consiguió el galardón al Mejor Documental Nacional.

El palmarés del festival se completa con el premio a Marina, del cubano Haliam Pérez, como Mejor Documental Canario; la película holandesa Naufragio (Shipwreck), de Morgan Knibbe, a la que se le concedió el premio internacional al Mejor Cortometraje Documental, y la producción francesa Riz Cantonais, de Mia Ma, que recibió el premio internacional a la Mejor Ópera Prima.

El Premio Especial del Público, uno de los más valorados por los participantes en el certamen, recayó en esta ocasión en la película Bailo con Dios (Pleśem Sa Bogom), del iraní Hooshang Mirzaee.

Además, el film En otra casa, de Vanessa Rousselot, recibió el Premio Canal+, que anualmente concede esta cadena de televisión en MiradasDoc. El palmarés de la décima edición del festival incluye también varias menciones honoríficas: para los documentales Los hijos de Caín (Cain’s Children), del húngaro Marcel Gerö, y La promesa de una infancia feliz (The Promise of a Happy Childhood), de los polacos Piotr Morawski y Ryszard Kaczyński, ambas películas seleccionadas en el concurso internacional al Mejor Largometraje Documental; para la película La mayoría de nosotros no vive allí (Most of Us Don’t Live There), de la canadiense Laura Marie Wayne, en el concurso internacional al Mejor Cortometraje Documental; para Detrás de la puerta amarilla (Behind the Yellow Door), del francés Lucas Vernier, dentro del concurso internacional a la Mejor Ópera Prima, y para Las manos, de Miguel G. Morales, en el concurso al Mejor Documental Canario.

Con la entrega de premios se clausuró este sábado la décima edición de MiradasDoc, en la que se exhibió la película mexicana Entre lo sagrado y lo profano, de Pablo Márquez, escogida por el comité de selección de MiradasDoc con este fin entre los documentales que se postularon para participar en la sección oficial del festival. La película fue calificada por el poeta Francisco León como una “salvaje maravilla humana”.

El director de MiradasDoc, Alejandro Krawietz, al dirigirse al público presente en el auditorio, reflexionó: “En qué país estamos, que vale más lo que dice cualquiera que las películas que proyectamos en MiradasDoc. En la semana que ha transcurrido desde que presentamos la décima edición de este festival, el Gobierno de Canarias ha aprobado sus presupuestos para el próximo año, en los que se reducen un 4% los fondos para cultura. Ya sabemos que la edición de 2016 de MiradasDoc será a vida o muerte”.

Por su parte, Lorena Medina, concejala de Cultura de Guía de Isora y presidenta de MiradasDoc, señaló que antes de comenzar esta décima edición “MiradasDoc se me presentaba ilusionante, trepidante, intrigante, una cita importantísima; no solo para el mundo del cine documental, sino para todos los espectadores, por lo que socialmente nos aporta, y así ha sido”.

Medina agradeció a todas las personas que hacen posible el festival, desde los directores y productoras hasta el público “que da vida a las salas de proyección”, pasando por el equipo de MiradasDoc y los estudiantes de DocExprés y escolares de EnseñanDoc.

 

Premios internacionales: largo, corto y ópera prima.

El jurado del concurso internacional, integrado por Montxo Armendáriz, Andréa Cals y Javier Tolentino, fue el encargado de conceder los premios al mejor largometraje y al mejor cortometraje.

A juicio del jurado, la coproducción México-Bolivia de Tin Dirdamal, Muerte en Arizona, mereció ser el Mejor Largometraje Documental “por la originalidad del tratamiento visual y la sensibilidad al narrar dos historias que reflejan el enigma y la complejidad de la condición humana”. La película premiada es un documental sobre amores y civilizaciones perdidos, un retrato autobiográfico en contraste con la historia postapocalíptica de la tribu Kickapoo, que sobrevivió a la caída de un meteorito.

A través de un mensaje enviado desde México, Dirdamal expresó su “profundo agradecimiento” a los tres miembros del jurado “por haber premiado a un disgusto no terminado, que también es un pedazo de mi carne, con todo y hueso… y dolor” y a “Miradas por haber aceptado este intento de documental futurista”. El director mexicano aseguró “ninguna de mis películas considero son obras terminadas, sino más bien abandonos por cansancio o despecho. Y esta película no es la excepción”.

El mismo jurado concedió a la película Naufragio (Shipwreck), en la que Morgan Knibbe retrata el drama de la inmigración eritrea en las costas de Lampedusa, el premio internacional al Mejor Cortometraje Documental “por la humanidad con la que relata una tragedia de nuestros días”. El director holandés envió un mensaje grabado en el que expresó su agradecimiento.

En la misma categoría, el jurado decidió otorgar una mención honorífica a la coproducción Canadá-Cuba La mayoría de nosotros no vive allí (Most of Us Don’t Live There), película en la que la canadiense Laura Marie Wayne plantea la necesidad de dar un nuevo significado a lo que se entiende por enfermedad mental.

El jurado compuesto por Luis Miranda, Ángela Bosch y Francisco Martín León, encargado de otorgar el premio internacional a la Mejor Ópera Prima, valoró “la frescura técnica y el desparpajo narrativo con que la joven realizadora ha enfrentado los complejos asuntos de la comunicación entre distintas generaciones, la búsqueda del origen familiar y las tensiones que suscitan los procesos de la emigración y la adaptación” para conceder este premio a la película francesa Arroz cantonés (Riz Cantonais), de Mia Ma.

En esta coproducción Francia-China, la realizadora francesa de origen chino trata el choque de culturas entre inmigrantes chinos y el país que los acoge, Francia. La joven directora envió un mensaje grabado en el que expresó su “sorpresa” al recibir la información del premio otorgado por MiradasDoc. Mia Ma anunció que su abuela, protagonista de su película, “falleció hace tres semanas y este premio es un homenaje muy lindo”. Junto con sus agradecimientos, Ma deseó “larga vida al festival, que espero descubrir pronto”.

 

Premio al documental español.

Igualmente, Luis Miranda, Ángela Bosch y Francisco Martín León distinguieron como Mejor Documental Español la película Tchindas, de Pablo García y Marc Serena, “por la consecución de una obra de gran penetración emocional, creada con un talento técnico exquisito y en la que se subrayan los valores de la solidaridad, la ternura y la cooperación cotidiana del pueblo de Mindelo”. Tchindas se aventura a explorar el mundo de los homosexuales y transexuales en Cabo Verde durante “el mejor carnaval de África”, el de Mindelo, en la isla de Sâo Vicente, según dijo a Marc Serena la cantante Césaria Évora.

Respecto al premio, Pablo García, codirector del film, destacó “la valentía del jurado de MiradasDoc al premiar una película en la que no hay conflicto; es una mirada arriesgada ante una sociedad a la que, en general, le cuesta convivir en armonía y sin conflictos”. García recordó que su documental está dedicado “a todas las personas que, como Tchinda, son tratadas con total libertad y se convierten en líderes de sus comunidades”. Señaló que “la película se ha hecho desde la nada, como el carnaval”, y recordó que los personajes centrales, Tchinda, Elvis o Edinha, serían perseguidos en países vecinos a Cabo Verde.

 

Mejor documental canario.

Santiago Negrín, Luis Renart y Álvaro Marcos, integrantes del jurado que otorgó el premio al Mejor Documental Canario, distinguieron a Marina, de Haliam Pérez, “por su retrato del derrumbe emocional de una familia, por la cercanía de los personajes y su pulsión intimista, por su hermosa fotografía y su sorprendente economía de recursos”. El director cubano residente en Gran Canaria se mostró “contentísimo de tener la oportunidad de haber sido premiado en un festival como MiradasDoc y, además, en su décima edición”.

Pérez cree que “este premio es una marca de calidad que nos podrá servir para impulsar esta película”, que ha sido también seleccionada para participar en la 37.ª edición del Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. El documental lleva por título el nombre de la abuela del director, protagonista de la cinta; en ella, Haliam regresa a Cuba tras trece años de su partida. Durante su ausencia, muchos han emigrado. Su abuela ha cumplido 85 años un mes antes que Fidel Castro, su admirado líder.

 

Premio del público y Premio de Canal+.

El público de MiradasDoc escogió como película favorita, reconocida con el Premio Especial del Público, al documental Bailo con Dios (Pleśem Sa Bogom), del iraní Hooshang Mirzaee, una cinta en la que nada impide al protagonista ser feliz.

Finalmente, un jurado integrado por profesionales y programadores de Canal+ decidió otorgar el premio Canal+ de la X Edición de MiradasDoc a la producción española En otra casa, de la directora francesa Vanessa Rousselot, “por abordar un tema social de gran magnitud desde una perspectiva íntima y serena”. El premio consiste en la compra de los derechos de proyección de la película ganadora y, según manifestó Krawietz, “pone de manifiesto el interés que Canal+ mantiene, desde hace ya diez años, por el cine documental programado aquí y por nuestro festival”.

En otra casa es un film sobre el desarraigo de un grupo de mujeres latinoamericanas que trabajan en España para que sus familias puedan sobrevivir en sus países de origen. Vanessa Rousselot, su directora, dijo que “estamos todos muy contentos, todo el equipo del documental, de haber ganado este premio, que tiene aún más sentido porque estamos hablando de mujeres que no tienen visibilidad en la sociedad y por eso que se vea en Canal+ nos hace muchísima ilusión. Fue una alegría ir al festival y descubrir películas”.

Deja un comentario