Escuela taller de Música Popular en Arafo

Escuela taller de Música Popular en Arafo y, de este modo, el municipio recupera las enseñanzas de folclore; las clases comenzarán en febrero en horario de tarde en el Auditorio Juan Carlos I. Guitarra, timple, plectro, canto y formación musical son las enseñanzas que se ofertan para este curso.

Las enseñanzas musicales en el municipio de Arafo siguen impulsándose y se recuperan las clases de Música Popular a través de una escuela-taller, las cuales se impartirán en el Auditorio Juan Carlos I en horario de tarde.

 

El Proyecto de la Escuela taller de Música Popular en Arafo.

El proyecto se desarrollará por fases y en esta primera contaremos con clases de guitarra, timple, plectro (laúd y bandurria), canto y formación musical, para lo que dispondremos de profesores con amplia experiencia y de gran bagaje profesional. En años sucesivos tendremos clases de violín, bajo, acordeón y flautas canarias, entre otras.

 

Para mayores de 7 años.

En cuanto a las edades, la titular del área manifiesta que a las enseñanzas “podrán acceder aquellos que tengan más de 7 años y los grupos que se formen en cada disciplina serán reducidos para un mejor aprovechamiento de las dos horas de clases que habrá por semana”.
Añade que “esta propuesta formativa es tanto para residentes como para vecinos de fuera de nuestro municipio, cuyo coste mensual será de 20 y 30 euros, respectivamente”, resaltando Vanessa Flores que las enseñanzas “contarán con otro aliciente más y cada trimestre habrá un taller, bien de charla o masterclass, que complemente la formación”.

Proyecto “ilusionante”.

“En definitiva, ponemos en marcha un proyecto ilusionante para un municipio que tiene el título de Pueblo de la Música, con profesionales de gran experiencia y con un modelo de enseñanza sostenible”, comenta la concejal de Cultura arafera.

Por su parte, Tomás Fariña, coordinador de la escuela-taller de Música de Arafo, añade que dicho proyecto “complementa la música que tenemos en el pueblo”, a su vez que “ocupa un hueco que estaba vacío”.

Para participar en las enseñanzas que se ofertan “no haremos pruebas de acceso”, explica Fariña, por lo que es una nueva oportunidad para aprender a tocar un instrumento o perfeccionar técnicas.

Deja un comentario