Entre Penas y Sonrisas

Entre Penas y Sonrisas es el título del espectáculo costumbrista ofrecido por Zálatta Teatro (José Luis García), este sábado en La Casa de los Sabandeños de La Laguna, a las 20:30 horas.

16 de julio

El reparto de esta comedia esta compuesto por Telesforo Rodríguez, Patricia Cabrera, Laura Ma Escuela e Inés Rodríguez, y cuenta con la producción ejecutiva de Eva González.

 

Entre Penas y Sonrisas: sinópsis.

 

Hasta los inicios del pasado siglo XX eran muchas las costumbres que permanecían, desde tiempos muy lejanos, en el día a día de los pueblos de nuestras islas.

En la presente obra, recogiendo anécdotas y situaciones reales, datos históricos y costumbres de Canarias, Luciano, Lucrecia y los que compartían su casa nos muestran cómo vivían muchas familias en estas islas, en el siglo XIX y principios del XX.

El trabajo diario, las relaciones familiares, las creencias religiosas, las costumbres campesinas, los amigos y los hábitos sociales, las alegrías y las tristezas que conformaban la vida de las familias se reúnen para mostrarnos con cuántas dificultades se encontraban aquellas personas.

Aunque no aparecen en escena, forman parte de la misma personajes tan imbricados en la sociedad canaria de esa época como la curandera, el “rico” dueño de la tienda (comerciante que aceptaba el “fiao” y el trueque de productos), el admirado luchador, los amigos de la partida de cartas, el mentiroso ocurrente, “la contadora de cuentos de miedo”

También se viven muy de cerca esas costumbres de ir a la curandera, los rezados, los remedios de la abuela, la importancia de la figura del padre, la casi imposibilidad de estudiar, la dureza de la viudedad o la soltería en las mujeres, el matrimonio, las creencias sobre la muerte y los preparativos ante ella, las cofradías, la salvación del alma, las ánimas del purgatorio…

 

 

Con el apoyo informativo de diversas publicaciones de prestigiosos historiadores de estas islas, se fue forjando esta representación teatral. Sin pretensiones históricas o documentales, este trabajo busca, a través del teatro, acercarnos al modo de vida de nuestros abuelos, bisabuelos o tatarabuelos… entendiendo sus costumbres, con el embalaje de la pobreza, la ignorancia y las supersticiones presentes a lo largo de siglos.

Pero toda esa verdad queda suavizada por la “chispa”, la simpatía y el humor socarrón tan propio de los canarios y del que tan orgullosos nos sentimos. Esa forma de ser ha sido de gran ayuda para afrontar muchos difíciles momentos desde la hispanización de las islas.

El matrimonio de Luciano y Lucrecia, su hija “Grabielita” y la suegra, Da Frasquita (madre de Lucrecia) son los personajes que se mueven en esa, por momentos esperpéntica, realidad con la que nos identificamos porque ha sido la forma de ser del pueblo canario.

Y los canarios siempre nos hemos sentido orgullosos de nuestros abuelos y de sus antepasados.

Deja un comentario