Entierro de la Sardina 2018 en San Juan de la Rambla

Entierro de la Sardina 2018 en San Juan de la Rambla; se trata de un acto que se ha mantenido casi cuatro décadas de manera ininterrumpida y que ha sido el mayor ejemplo de colaboración y participación ciudadana de la Villa.

16 de febrero.

Horario: 20:30 horas.

“Cuando hablamos del Entierro de la Sardina de San Juan, no hablamos sólo de un acto del Carnaval, hablamos del Acto en mayúsculas por varias razones: porque lleva celebrándose cerca de cuatro décadas de manera ininterrumpida, siendo una de las más antiguas del noroeste, porque siempre se ha caracterizado por ser un acto seguro en el que prima la diversión y convivencia y sobre todo porque es el mayor ejemplo de colaboración y Participación Ciudadana que existe en la Villa, pues desde sus orígenes, a principios de los 80 del pasado siglo XX, ha partido de una iniciativa popular en la que constituidos como la “Comisión de la Sardina” trabajan todo un año para sacar adelante este acto.

Esto lo reconocemos y lo subrayamos.

Es todo un orgullo y ejemplo para el municipio y vecinos”, comienza la alcaldesa Fidela Velázquez en la rueda de prensa de presentación del Entierro de la Sardina de este año, que tendrá lugar el viernes 16 de febrero a partir de las 20.30 horas en el Casco, saliendo desde la zona conocida como La Cabaña, cruzando la Avenida José Antonio y terminando en la plaza de la Constitución, donde se congrega la comitiva de despedida para ver arder a la Sardina y la posterior exhibición de fuegos artificiales.

“De manera excepcional, este año debemos considerarlo como un año de transición”, destaca Velázquez, “Por primera vez, el Consistorio asume la organización como paso previo a la entrada de la nueva comisión, que en cuanto se cierre esta edición, toma el mando para preparar el año entrante manteniendo la costumbre de que sean los propios vecinos los encargados de organizar la despedida del carnavalesco pez”.

En este punto, tomó la palabra Aarón Hernández, graduado en Bellas Artes y encargado de realizar el cartel oficial y construir la Sardina desde hace 11 años.

“Todos los años la temática del festejo evoluciona para no repetir nunca ni colorido ni decoración. Este año hemos pensado en utilizar sólo colores vivos y brillantes, con fin de que sea la propia Sardina la que ilumine la noche de su despedida”.

En lo que respecta al cartel, destaca “la necesidad de que la Sardina sea la absoluta protagonista, por lo que se ha decidido apostar por un primer plano cerrado en el que se vean los ojos y los labios tan característicos del diseño, único motivo que permanece año tras año en la configuración de una estructura de casi siete metros”.

El edil Priscila Díaz, encargado de Fiestas, utilizó su intervención para agradecer la vinculación vecinal, e invitar a todos a participar en el festejo, apuntando que irá acompañado de un completo Plan de Seguridad medido al milímetro.

Como apuntes históricos, el acto se remonta a comienzos de los años 80. Hoy, es una tradición mantenida a lo largo de casi más de 35 años de existencia. Años a los que se remonta la construcción de una gran sardina, cuya estructura de hierro, permanece intacta en la actualidad.

Antiguamente, el entierro de la sardina se celebrara de una forma mucho más típica e individual. En el barrio de Las Aguas, era de costumbre realizar esta celebración. Con un número reducido de asistentes, sobre todo jóvenes de la zona, preparaban un rolo de platanera, le injertaban dos cañizos de cañavera, y de esta manera, “bailaban” este objeto a lo que denominaban “la sardina”.

En lo que se refiere al acto oficial del Entierro de la Sardina en San Juan de la Rambla, ya comienza entrados los años 80. Es en esta década se comienza a celebrar el acto con afluencia de público, y en el que participan los propios rambleros. Se construye una estructura de hierro que llega a medir casi 7 metros de longitud, estructura que permitiría entonces confeccionar la sardina cada año, una vez resurgida de sus cenizas.

Desde sus inicios, esta celebración fue promovida por una comisión encargada de hacer posible este acto, en el que cada año, recogía una inmensa cantidad de público.

A base de la venta de lotería, recaudación de fondos por las casas del pueblo, y las entidades que colaboraban, se podía lograr todas las pesetas posibles para la organización de este evento. Un dinero destinado a los materiales para la confección de la sardina, para la Fanfarria de Sta Catalina (quien ha amenizado este evento en todos sus años), para la exhibición de fuegos artificiales y para la verbena como broche final.

Dº José Miguel Hernández, estuvo al frente de esta celebración desde su inicio, durante más de 30 años cediendo el garaje de su vivienda para la confección de la sardina; quien formó la primera comisión junto a Oroncio Hernández Toledo. Hay que destacar a Dº Pablo Ruiz, quien con el conocimiento de la pintura y artes plásticas, dio sus pinceladas para crear una sardina espectacular. Su habilidad siempre se dejó notar en la propia sardina, esta con trazos muy estilizados.

Posteriormente, a principios del año 2000 se integra José Mª Pérez Montes y finalmente desde el año 2009, Aarón Hernández Borges, diseñador actual de la sardina y realizador del cartel anunciador.

La confección de la sardina ha tardado siempre en torno a los 3 – 4 días. Cada día se realizaba una tarea diferente, todo iba por fases. En varias ocasiones, mientras los jóvenes se encargaban de seguir con sus tareas asignadas, los mayores salían por las calles a recaudar dinero.

Cada año la sardina ha llevado una “temática” o tonalidad distinta. Desde una fantasía de bruja, bufona de la corte, plátano de Canarias, hasta incluso llevar el Campanario del propio templo parroquial de San Juan Bautista.

Un laborioso trabajo que ha culminado exhibiéndose por las calles del pueblo, al son de la Fanfarria Santa Catalina. Decenas de mascaritas se agolpan en el pueblo y hasta los disfraces más originales e inimaginables. Varios miembros de la histórica comisión de la sardina, lucían cada año su disfraz tradicional, transformándose en auténticos personajes de nuestro carnaval.

Y por primera vez en la historia, en el año 2007 son invitados oficialmente los ilustres personajes del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Fidel Castro y Cantinflas, entre muchos.