Día Internacional de la Mujer 2016 en Tegueste

Día Internacional de la Mujer 2016 en Tegueste con diferentes actividades culturales y educativas para celebrar esta importante cita anual.

4 – 8 de marzo.

 

Programa del Día de la Mujer 2016 en Tegueste.

4 de marzo.
18:00 horas.
Teatro Príncipe Felipe.
Proyección del documental “Viudas Blancas”.

“Viudas blancas. La otra cara de la emigración canaria a Venezuela” es un documental realizado por Ana Pérez Pinto, Dailo Barco Machado y Estrella Monterrey. Rodado en Tenerife y La Palma, este filme de 85 minutos de duración relata cómo, durante la posguerra española y las décadas siguientes, muchos habitantes de La Palma se vieron obligados a buscar mejor fortuna cruzando el Atlántico con destino a Venezuela.

La historia oficial relata sus hazañas dejando siempre de lado a las mujeres y familias que se quedaron en el lugar de origen, esperando señales de vida que tardaban en llegar. Para muchas de estas personas, esta espera marcó sus vidas y tuvieron que sacar fuerzas para salir adelante y hacer frente a las dificultades en un contexto moral, social y político que relegaba a las mujeres a un papel secundario en la historia. ‘Viudas blancas’ pone su atención en estas vidas que esperaron, sacando a la luz la historia jamás contada que estas mujeres guardan en su memoria.

 

 

5 de marzo.
20:030 horas
Teatro Príncipe Felipe.
Obra de teatro “La Batalla” a cargo de la compañía Burka Teatro.
Precio entrada: 8€.

La Batalla de Burka Teatro.

Reconstruir la historia de tu abuela, una mujer como tantas, que crió a sus hijos sola mientras su marido buscaba fortuna en América. Setenta años después ¿cuál es la verdadera historia? Retazos de recuerdos, de imágenes clavadas en la memoria y acomodadas para no echar de menos, para sobrellevar la vida. ¿Qué hay de ella en ti? ¿En mí? Buscar respuestas y bailar para poder vivir el presente. ¿Qué final te gusta más? Elige el que más te guste y descansa.

Es un texto escrito y dirigido por Aranza Coello, donde comparte escenario con Irene Maquieira y Pilar Duque.

Aborda la historia de una mujer que crece en América y, en los años 50, emigra a la Canarias de posguerra mientras su marido, isleño, vuelve a América, donde se conocieron. Su nieta, casi 70 años después de ese viaje, necesita recomponer el pasado para confrontar su presente. Como en un juego de espejos, dialogan la nieta, la imagen que ella tiene de su abuela y la Penélope homérica.

 

 

8 de marzo.
11:00 horas.
Teatro Príncipe Felipe.
Lectura de la novela “Él” de Mercedes Pinto por el alumnado del PFAE.

“Él” de Mercedes Pinto.

Delicada, contundente, sutil y destructiva, en esta novela se narra en pequeños cuadros la vida de la protagonista al lado de su esposo, un hombre esquizofrénico y violento que la mantiene encerrada.

Sin añadidos morbosos, ahonda en el alma de una mujer que vive en una sociedad pacata que ve con malos ojos las ligeras críticas que esboza contra su marido. No dispuesta a resignarse a la resignación, que es el consejo general, decide tomar las riendas de su vida.

Él se ha publicado en el año 26 del siglo XX. La escribió antes; de hecho, estaba lista para ser publicada, pero tuvo que marcharse antes de que eso ocurriera. No hace falta contextualizarla para captar el valor que supuso para la autora no sólo pensar, sino actuar en consecuencia de estos pensamientos, pero si se engloba en los parámetros que regían la sociedad de entonces, no tan distintos a los de ahora, eclosiona la calidad literaria de esta escritora, así como la humana, en una edición que por fin hace mérito a su talento.

Él, novela dividida en tres capítulos (Invitación al dolor, el prólogo que adjunta; Él…, el desarrollo de la novela; y Plegaria a la luz, el colofón), se publicó por primera vez en Uruguay en el año 1926. La tenía escrita y preparada desde 1923, pero su huida de España bajo la amenaza de expulsión por leer El divorcio como medida higiénica (documento que se adjunta a esta novela) en el paraninfo de la Universidad Central de Madrid ante el príncipe de Baviera, entre otros señores (todos señores), le impidió verla publicada en su país.

Ésta fue la consecuencia de su participación en un mitin sanitario: reunión con Primo de Rivera, decepción del dictador, pasaporte para Uruguay, primera parada de su inmenso periplo americano, tan inmenso que duró toda la vida. Las palabras que dijo entonces, como afirma Alicia Llarena, una de las mayores conocedoras de este personaje, siguen teniendo absoluta vigencia casi un siglo después.


Organizados por la Concejalía de Igualdad.

Deja un comentario