Curso Práctico de Educación Canina 2017

Curso Práctico de Educación Canina 2017 puesto en marcha por la Concejalía de Medioambiente de Tegueste.

15 – 19 de mayo.

El taller tendrá lugar entre los días 15 y 19 de mayo en la finca anexa a la Plaza de la Iglesia de El Socorro.

El concejal de Área, Juan Antonio Romero, asegura que con esta formación se podrán “solventar muchos de los problemas a los que se enfrentan los vecinos y vecinas del municipio con sus mascotas”.

El Ayuntamiento de Tegueste, a través de la Concejalía de Medioambiente que dirige el edil Juan Antonio Romero, y en colaboración con la empresa Edukn3, organiza entre los días 15 y 19 de mayo, el “Curso Práctico de Educación Canina (Nivel Básico)”, en la finca anexa a la Plaza de la Iglesia de El Socorro.

El objetivo es concienciar a la población en materia medioambientales, trabajando en la línea de la educación y adiestramiento canino, con cursos que atiendan las necesidades de formar a los propietarios y propietarias de los perros.

Se consigue así ofrecer un mayor conocimiento y aprendizaje de destrezas, ayudando a mejorar la convivencia, puesto que un perro descontrolado genera conflictos y sin sabores a que afectan a los vecinos y vecinas del municipio.

Edukn3, de esta forma, propone la realización de un curso que mediante el cual se pueda aplicar aquellos contenidos teóricos que ya se trabajaron en el “Curso Teórico de Etología” celebrado el pasado mes de marzo para que lo lleven a la práctica con sus mascotas.

La metodología es emplear técnicas de estimulación cognitiva emocional, para educar a los perros de una forma natural.

Dentro de los contenidos del curso están las nociones básicas en la conducción, seguimiento y manejo del perro con correa, empleando técnicas no agresivas para sentar las bases de una educación canina equilibrada, sana y natural.

El edil del área, Juan Antonio Romero, asegura que “las técnicas y recursos básicos para el adiestramiento y educación canina ayudarán a solventar muchos de los problemas a los que se enfrentan los guías a diario con sus perros y con los perros de sus vecinos, evitando enfrentamiento entre perros, huidas y descontrol del animal, ruidos molestos a horas inadecuadas, desperfectos del mobiliario tanto propio como urbano, etcétera”.

Deja un comentario